LINEA DE EMERGENCIAS OPERACIONALES 350 239 39 74
Home > Noticias de ODEAA > Encuentra la felicidad en el trabajo

Encuentra la felicidad en el trabajo

ENCUENTRA la felicidad en el trabajo o no serás siempre feliz

017-escalafon-tecnicoUn cordial saludo a todos los aviadores de Avianca sean de ACDAC o del PVB queremos invitarlos a que tengamos en cuenta que ambos luchamos por nuestro bienestar en general, así se usen distintos métodos respetémoslos y alentémonos para que nuestros objetivos sean alcanzados ya que estos al final nos ayudaran en el feliz desempeño de nuestro trabajo.

Esta carta es para todos nuestros compañeros, Capitanes y Copilotos, con la intención de mejorar el ambiente laboral e incentivar la idea de que una vez tengamos el uniforme y entremos en una cabina debemos ser uno solo: UN EQUIPO, con responsabilidades y metas iguales y con un solo objetivo, el del mejoramiento continuo para con nosotros y nuestra empresa; Empresa que por su rápido crecimiento puede no parecer perfecta, la poca comunicación interna y una no optima planeación son unas de las cosas que más nos afectan, pero entendamos que es gracias a esta que podemos disfrutar de la profesión que escogimos por pasión, por amor, “VALORÉMOSLA”. Pues volar para nosotros es la realización  de nuestro sueño, sueño que muchas personas tuvieron pero no todas lo alcanzaron ; Nosotros  que somos unos afortunados, que tenemos esa hermosa profesión en nuestras manos, algunas veces no la valoramos y la echamos a perder por pequeñeces.

Independientemente de los factores externos que afectan nuestra labor las cosas entre nosotros los tripulantes pueden mejorar, existen sí diferencias marcadas por jerarquías que debemos respetar y entender pero que también deben dejarnos un agradable sabor por las enseñanzas que los comandantes nos dejan y los copilotos recibimos, estas jerarquías no deberían interponer barreras o denigrar la labor del otro.

Los Comandantes son personas que gracias a su tesón y disciplina han llegado a un punto óptimo en su profesión, llevan  mucho tiempo en la Compañía, y merecen todo nuestro respeto, respeto que a nuestro juicio se han ganado por su sabiduría, por sus  buenos consejos y su carácter afable.  Qué gran satisfacción debe sentir un Comandante cuando sus copilotos lo quieren seguir, quieren emularlo,  quieren tomar de él el ejemplo para ser unos profesionales excelentes, y que decepcionante debe ser para una persona como él que sus compañeros de equipo pues así somos los copilotos, les tengamos miedo por su carácter irritable o negativa personalidad y porque de alguna manera se le olvidó que en los inicios de su carrera él también voló en el lado derecho y sufría cuando  su superior no le brindaba la  confianza que él esperaba.

Es muy reconfortante cuando volamos con un Comandante que alienta a sus Copilotos para que sigan adelante, con ánimo, con disciplina, con responsabilidad, transmitiéndole sus conocimientos y a la vez recibiendo sugerencias de esas personas jóvenes que por ser jóvenes no son menos sabios, algunas veces el ímpetu de la juventud y el deseo inmenso de superación pueden aportar valiosas ideas que enriquecen a ese “EQUIPO “que debe trabajar en conjunto y mirando en la misma dirección.

Y….no todos son deberes de los Comandantes, los Copilotos también los tenemos  y muchos…..

Debemos demostar lo valiosos que somos pero no con arrogancia, sino con respeto y educación, no debemos temerle a mostrar nuestro trabajo o preguntar siempre y cuando lo hagamos de una forma coherente, estructurada, demostrando que hemos estudiado a conciencia, que ansiamos aprender cada vez mas, porque queremos tener en nuestro Comandante un Jefe y un compañero que confié en nosotros.  Debemos compartir con él nuestras dudas si es que las tenemos, nuestros temores o sugerencias ante un determinado procedimiento. Para mantener una cabina segura desde el punto de vista técnico y de factores humanos.

Estamos iniciando una carrera, pero debemos iniciarla con pie firme, con los pies en la tierra y el alma en el cielo. Compitiendo no contra nuestros compañeros, sino con nosotros mismos, superándonos cada día para llegar a ser como los Comandantes que admiramos y de los que recibimos excelentes consejos y ejemplo. Hacer a un lado la negatividad y poder pensar en que cada día debemos aprovechar las oportunidades buenas de crecimiento que esta empresa nos brinda y apartar lo que nos pueda detener en el camino a nuestra realización personal y profesional de una manera objetiva y recta.

Es bueno que TODOS nos hagamos esta reflexión: Por ser pilotos no dejamos  de ser humanos, y puede que existan días en los que no seamos tan comunicativos ni tan abiertos como otros, como personas somos muy complejos, venimos de diferentes regiones de nuestro país o del mundo, unos somos alegres, otros serios, o callados, en fin en cada uno predomina un modo de ser pero por encima de estas diferencias debemos entender que en el trabajo y en todos los aspectos de la vida debe primar la tolerancia y el respeto para una convivencia enriquecedora para cada profesional, hecho que redundará sin duda alguna en el buen desarrollo de las actividades en nuestras vidas y mejoramiento del ambiente en nuestra empresa.

Creemos pues que bajo estas reflexiones podemos tener una sana y enriquecedora  convivencia que hará que nuestras metas se cumplan, que los vuelos sean placenteros y seguros, que ese EQUIPO: COMANDANTE-COPILOTO independiente de su afinidad laboral y factores externos, funcione como debe funcionar, dentro de unos sanos parámetros que nos hará día a día decir: NUESTRO TRABAJO NOS HACE FELICES…. VAMOS A VOLAR.

Saludos a todo los aviadores

“Área de Bienestar laboral” Grupo de voceros PVB

AVIANCA